Noticias Xataka

Fecha:Sat, 23 Feb 2019 20:13:25 +0100

Nuevo zoom óptico de 10 aumentos de OPPO, primeras impresiones: resultados prometedores con camino por recorrer

Tras anunciarlo el pasado mes de enero, OPPO ha presentado su nueva tecnología de zoom óptico de 10 aumentos a las puertas del MWC 2019. Se trata de una evolución del zoom óptico x5 que la compañía mostró en el MWC de 2017 pero que, finalmente, no vimos implementado en ningún terminal. Hemos tenido ocasión de acceder a un prototipo equipado con esta cámara (de triple lente) para probarlo, y estas han sido nuestras primeras impresiones.

Antes de comenzar, es importante hacer hincapié en el hecho de que lo que hemos podido probar es un prototipo. El dispositivo de pruebas era un OPPO R11S (o eso ponía en los ajustes del mismo) modificado cuya aplicación de cámara constaba de un solo botón para hacer fotos y una guía para modificar el nivel de zoom. Además, no hemos podido salir con él a la calle para probarlo en diferentes condiciones lumínicas, por lo que estamos ante unos resultados preliminares.

Un sistema similar a un periscopio

Periscopio

El módulo de la cámara, como adelantamos antes, consta de tres lentes y tres sensores, cada uno de ellos con un fin. El primero de ellos es un sensor de 48 megapíxeles (no sabemos si de Sony, de Samsung o de otro fabricante) y será el encargado de las fotos corrientes. El segundo es un súper gran angular de 120 grados, mientras que el tercero es capaz de ampliar la imagen hasta 10 veces “sin que pierda calidad”. Eso se traduce en que tenemos una cámara cuya distancia focal va de los 16 mm a los 160 mm, esto es, muy versátil.

El nuevos sistema de lentes de OPPO permite sacar fotos con una distancia focal que va desde los 16 hasta los 160 mm

Tanto el sensor de 48 megapíxeles como el teleobjetivo cuentan con OIS (estabilización óptica de imagen), lo que debería garantizar que las fotos, sean con un angular normal o ampliadas, salgan sin trepidaciones. También debería aplicarse al vídeo, pero no hemos podido probarlo en la demo. Sin embargo, la “magia” se encuentra en la disposición de las lentes.

En los móviles, las lentes se colocan encima del sensor de forma vertical, es decir, desde el marco del dispositivo hacia abajo. Lo que OPPO ha hecho en su teleobjetivo ha sido colocarlas horizontalmente. Debajo de la lente de la cámara hay un espejo que hace rebotar la luz hacia el lado, donde se encuentran las lentes y, al final, el sensor. Todo ello, en el caso de OPPO, en un espacio de 6,6 milímetros, que se dice pronto. Aun así, no podemos dejar de lado que el software y el procesado tienen su papel en el resultado final.

Resultados prometedores

Camara Oppo

Para la zona de pruebas, OPPO ha montado una serie de maquetas, como pequeñas ciudades en miniatura llenas de detalles, ideales para usar el zoom. A su alrededor, un lote de dispositivos con el nuevo módulo de triple lente, cada uno de ellos con una app de cámara personalizada con un botón de disparo, una guía para controlar el zoom y el acceso a la galería.

Sea como fuere, hablemos de lo que hemos podido probar. El gran angular, de 16 mm, es muy interesante. Incluso estando cerca de la maqueta, somos capaces de verla y fotografiarla al completo, capturando la maqueta, la mesa y hasta las personas que había a su alrededor. La cámara corrige bastante bien la distorsión de la lente, pero si prestas atención y observas los detalles pueden apreciarse ciertas zonas, sobre todo en las esquinas, que están ligeramente más alargadas. Aun así, no es nada exagerado y el resultado general es bastante bueno.

Gran Angular Esta foto ha sido tomada con la lente súper gran angular de 16 mm. Como puede comprobarse, la distorsión de la imagen está muy bien controlada y se consigue capturar una gran parte de la escena sin necesidad de acercarse. Literalmente, de nuestra posición a la maqueta habría unos 30 centímetros como mucho.
Gran Angular Otra imagen tomada con el gran angular. Puede verse que el nivel de detalle es bueno y que apenas hay distorsión de forma.

Cuando ampliamos, la experiencia al hacer zoom no es que no sea fluida, pero se nota que estamos ante una versión preliminar. Al pasar del zoom x1 al zoom x10, la imagen se ve ligeramente pixelada hasta que, pasada una fracción de segundo, se enfoca. El resultado, para estar hablando de un prototipo, es muy, muy bueno.

Gran Angular Zoom Arriba, la imagen tomada con el gran angular. Abajo, la misma imagen ampliada con el zoom óptico de 10 aumentos.

La escena está muy bien enfocada y la estabilización óptica hace su trabajo, por lo que, aunque cabría esperar que al haber ampliado tanto se apreciasen ciertas vibraciones, la foto sale nítida y con un nivel de detalle bastante alto.

Puedes seguir ampliando todavía más, hasta x20, eso sí, usando recorte digital. Sin embargo, el detalle se sigue conservando y, aunque se nota que estamos haciendo cropping, los bordes se ven nítidos, no tenemos un efecto acuarela demasiado llamativo y, en definitiva, los resultados son positivos. Aquí tienes más ejemplos para que juzgues por ti mismo.

Zoom X10 X20 Arriba, la foto con el gran angular. En el centro, la imagen con zoom óptico x10. Abajo, la imagen con zoom óptico x20.
Zoom X10 X20 2 Arriba, la foto con el gran angular. En el centro, la imagen con zoom óptico x10. Abajo, la imagen con zoom óptico x20.
Zoom X10 X20 3 Arriba, la foto con el gran angular. En el centro, la imagen con zoom óptico x10. Abajo, la imagen con zoom óptico x20.
Zoom X10 X20 4 Arriba, la foto con el gran angular. En el centro, la imagen con zoom óptico x10. Abajo, la imagen con zoom óptico x20.

Zoom óptico de 10 aumentos de OPPO, la opinión de Xataka

Oppo Zom

Si bien no hemos podido sacarlo de la zona de pruebas para ver cómo se comporta en diferentes situaciones de luz, como tampoco hemos podido ver la calidad del vídeo, lo cierto es que el zoom óptico de 10 aumentos de OPPO nos ha dejado con muy buen sabor de boca. Este genera un efecto ¡Wow! cuando acercas la imagen, y es que, francamente, no parece que estés haciendo fotos con un móvil.

Los resultados vistos hasta el momento son positivos, pero queda ponerlo a prueba en el apartado del vídeo

¿Le queda trabajo por delante? Sin duda. Cabe esperar una mejora en la fluidez al ampliar la imagen y en la estabilidad del sistema a nivel general. Algunas veces se quedaba atascado y no terminaba de enfocar la imagen o, directamente, no se activaba la lente gran angular.

Sea como fuere, para sacar conclusiones definitivas preferimos esperar al análisis del primer terminal que lo monte. Lo que la empresa ha anunciado hoy es la tecnología, pero no un móvil con ella incorporada. Este debería llegar para primavera y lo hará acompañado de conectividad 5G, según hemos podido saber. Sobre qué modelo será, su precio y su disponibilidad no sabemos nada, al menos por ahora.

También te recomendamos

Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar

El smartphone con mejor cámara de 2018 según los votos en la comparativa a ciegas: desvelamos quién hizo cada foto

OPPO RX17 Pro, análisis: se puede ser vanguardista y partir en desventaja

-
La noticia Nuevo zoom óptico de 10 aumentos de OPPO, primeras impresiones: resultados prometedores con camino por recorrer fue publicada originalmente en Xataka por José García Nieto .



Fecha:Sat, 23 Feb 2019 19:01:41 +0100

El Galaxy Fold es la resurrección de una idea que nació con el legendario Nokia Communicator

En agosto de 1996 Nokia era dueña y señora del mundo de la movilidad. La empresa era un gigante que combinaba la actual exclusividad de Apple y la popularidad de Android. Su dominio del mercado era notable, pero se lo ganó a pulso porque invertía en nuevos conceptos con frecuencia.

Uno de aquellos conceptos fue el sorprendente Nokia 9000 Communicator, el primero de una saga de dispositivos legendarios que contaban con una pantalla exterior, una interior, y dos teclados físicos. Eran teléfonos plegables que a buen seguro han servido de inspiración para el recién presentado Samsung Galaxy Fold.

Los primeros smartphones reales (o casi)

Aquel móvil de 1996 era casi más portátil que teléfono: contaba con un procesador Intel 80386EX a 24 MHz, 4 MB de RAM y 4 MB de ROM, pero sobre todo sorprendía por aquella combinación de dos pantallas.

Nokia 9000 Communicator HP 100LX

En primer lugar la externa, una STN monocroma retroiluminada de 50x38 que debajo contaba con su teclado físico de móvil convencional. En segundo y más importante, la impresionante pantalla STN monocroma de 640x200 píxeles con 4 escalas de grises que además se combinaba con un teclado QWERTY.

Para muchos Nokia inauguró la era "smartphone", o al menos con aquella primera generación de dispositivos, con ese Communicator original. Fabricantes como HP habían explorado antes la idea con modelos como el HP 20LX Palmtop PC (1994) o el HP OmniGo 700LX (marzo de 1996), pero el acercamiento de HP era más a un portátil que un móvil, y Nokia logró refinar la idea y hacerla buena en aquel móvil plegable.

Nokia2 Nokia 9210 Communicator

El éxito del concepto llevó a Nokia a lanzar diversas iteraciones de producto. En 1998 apareció el Nokia 9110 Communicator, pero sería el Nokia 9210 Communicator del año 2001 el que planteaba una verdadera revolución con su pantalla interna a color, su procesador ARM920T y sobre todo su sistema operativo Symbian OS 6.0.

Más tarde aparecerían el Nokia 9500 Communicator (2004) y, por último, el Nokia E90 Communicator de 2007, que fue el broche de oro de una familia legendaria y que como el resto de dispositivos de Nokia (y el resto de fabricantes) acabarían siendo aplastados por una revolución llamada iPhone aquel mismo año.

Así era el "Galaxy Fold de 2007"

Aquel dispositivo contaba con una CPU Texas Instruments OMAP 2420 a 332 MHz, Symbian OS 9.2, 128 MB de RAM; 256 MB de ROM y dos pantallas TFT transflectivas singulares: la interna, de 3,9 pulgadas (800x352), y la externa de 2 pulgadas (240x320).

Aquel dispositivo no solo destacaba por aquella combinación de pantallas, sino sobre todo por su teclado QWERTY, para muchos la mejor implementación de un teclado físico en un smartphone que como mucho solo la mejor Blackberry pudo igualar. Su batería de 1.500 mAh era un prodigio para la época, y contaba con soporte 3G, HSDPA, WiFi, puerto de infrarrojos, Bluetooth, y GPS.

Lo tenía todo en hardware, pero su sistema operativo tampoco era manco: Symbian tenía sus pegas, pero todavía daba guerra en aquella época y permitía editar documentos de Office e incluso mandar faxes en una época en la que mandar faxes seguía siendo importante.

Nokiae90

Los usuarios contaban con 128 MB de memoria accesible, pero podían ampliar esa capacidad hasta los 2 GB, una cifra casi absurda en aquella época, Su cámara de 3,15 Mpíxeles era también destacable, pero lo importante del dispositivo no era eso.

Lo importante era la forma en la que Nokia había logrado combinar el teléfono tradicional con ese superteléfono que planteaba al abrir su pantalla desplegable. El software, el hardware y la construcción eran notables, y de hecho hasta su peso de tan solo 210 gramos era muy asumible.

Fold2

Es por tanto un buen recordatorio de cómo lo viejo puede volver a ser nuevo. El Galaxy Fold es asombroso, pero en cierta forma no es más que una nueva iteración de una idea que ya comenzaba a fraguarse 25 años antes con aquellos dispositivos de HP, y que Nokia hizo buena hace dos décadas.

A falta de poder comprobar cómo se porta ese Galaxy Fold, hay una cosa clara: el Communicator ya tenía dos pantallas, ya tenía diseño plegable, y ya tenía un software que permitía que aquel conjunto tuviera sentido. Nada mal para un producto de 2007.

También te recomendamos

Los móviles sin marcos no tienen que ser gigantes: las imágenes filtradas del Pixel 3 son esperanzadoras

Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar

La ironía hecha smartphone: tener más batería, jack de auriculares y ranura Micro SD es de gamas bajas

-
La noticia El Galaxy Fold es la resurrección de una idea que nació con el legendario Nokia Communicator fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .



Fecha:Sat, 23 Feb 2019 18:22:40 +0100

La OpenAI de Elon Musk: politólogos, psicólogos sociales y economistas son imprescindibles para crear inteligencia artificial

Las implicaciones sociales de la IA (y, sobre todo, de su mal funcionamiento) son numerosas. Los algoritmos mal diseñados o entrenados con datos poco diversos pueden generar todo tipo de situaciones perniciosas: discriminación laboral a mujeres, desaparición de la privacidad, denegación de préstamos a minorías o propagación de pseudociencias.

Muchas de esas externalidades negativas de la IA sobre lo social tienen a su vez causas sociales (como los prejuicios). Por ello, muchas son las voces que reivindican el papel que pueden desempeñar los científicos sociales a la hora de desarrollar esta tecnología.

Por ejemplo el emprendedor social Will Byrne, fundador de Groundwsell, afirmaba que

"Actualmente la IA es un campo enrarecido, exclusivo de tecnólogos y matemáticos. Los equipos con trasfondos más diversos plantearán por naturaleza las preguntas, iluminarán los puntos ciegos, comprobarán las suposiciones para garantizar que sus herramientas se basen en un espectro amplio de perspectivas".

¿Qué opina OpenAI?

"Si queremos entrenar a la IA para que haga lo que los humanos quieren, antes debemos estudiar a los humanos [...] y resolver muchas incertidumbres relacionadas con la psicología de la racionalidad humana", sostiene un artículo publicado recientemente por Geoffrey Irving y Amanda Askell, investigadores de OpenAI.

"Necesitamos científicos sociales con experiencia en cognición humana, comportamiento y ética, y en el diseño cuidadoso de experimentos rigurosos".

"Dado que las preguntas que debemos responder son interdisciplinarias [...] creemos que se pueden recurrir a muchos campos de la ciencia social, incluyendo psicología experimental, ciencia cognitiva, economía, ciencia política y psicología social, así como campos adyacentes como neurociencia y el derecho".

"Las respuestas humanas a las preguntas sobre sus valores pueden ser poco confiables. Los seres humanos tienen un conocimiento y una capacidad de razonamiento limitados, y exhiben una variedad de sesgos cognitivos y creencias éticas que resultan ser inconsistentes en la reflexión".

Todavía en medio de la polémica desatada por su IA redactora de fakes news, esta entidad sin ánimo de lucro (fundada por Elon Musk y respaldada por Peter Thiel) ha tenido tiempo para reivindicar la colaboración cercana entre científicos sociales y expertos en computación.

De hecho, en OpenAI están convencidos de la necesidad de contar con los científicos sociales para garantizar que el diseño de las inteligencias artificiales sea el adecuado para interactuar de manera fiable con nosotros.

Recientemente, de hecho, organizaron un taller en el Centro de Estudios Avanzados en Ciencias del Comportamiento de la Universidad de Stanford, y ya han hecho públicos sus planes para contratar científicos sociales que trabajen en esta clase de problemas a tiempo completo.

Hand

El problema de la alineación de valores

Uno de los 23 'Principios de Asilomar' elaborados por el Future of Life Institute con el fin de evitar que la IA se vuelva contra nosotros es el llamado "Alineación de valores", y se describe en estos términos:

"Los sistemas de IA altamente autónomos deberían ser diseñados para que sus metas y comportamientos puedan alinearse con los valores humanos a lo largo de sus operaciones".

Según OpenAI, lograr esto es una tarea que se subdivide en otras tres:

  • Contar con una definición satisfactoria de los valores humanos.
  • Recopilar datos sobre valores humanos, de manera compatible con su definición.
  • Encontrar algoritmos de aprendizaje automático fiables que puedan aprender y generalizar a partir de estos datos.

En su artículo, Irving y Askell afirman que afrontamos incertidumbres significativas con respecto a estos tres aspectos. Los valores humanos (entendidos como nuestro conjunto completo de preferencias detalladas, no como objetivos abstractos y generales) son demasiado complejos como para definirlos con reglas simples.

Y añaden que, si bien esta alineación ya es un problema hoy en día (por la falta de coincidencia entre valores humanos y las fuentes de datos más usadas, como los clics), se hace más difícil a medida que los sistemas de aprendizaje automático se vuelven más inteligentes e intervienen en tareas más importantes.

La oferta de trabajo para científicos sociales publicada por OpenAI entra más en detalle sobre el papel que se le reservaría a este sector en el desarrollo de la IA:

Se le asignará la tarea de explorar el lado humano de los algoritmos de seguridad de IA que intentan aprender haciendo preguntas a los humanos. Eventualmente, estos algoritmos involucrarán tanto a humanos como a inteligencias artificiales, pero creemos que podemos obtener conocimiento temprano al modelar los algoritmos sólo con humanos.

También te recomendamos

OpenAI dice haber creado una inteligencia artificial capaz de escribir 'deep fakes' de texto pero se niega a difundirla

Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar

GPT-2: qué sabemos y qué no del generador de textos con IA que OpenAI dice haber censurado por ser demasiado peligroso

-
La noticia La OpenAI de Elon Musk: politólogos, psicólogos sociales y economistas son imprescindibles para crear inteligencia artificial fue publicada originalmente en Xataka por Marcos Merino .



Fecha:Sat, 23 Feb 2019 18:01:41 +0100

'The Umbrella Academy' es 'Hill House' con superhéroes y perfecciona la fórmula de Netflix: fantasía, diversidad, actorazos y... ¿HDR?

Hoy, faltan seis días para que acabe el mundo. Es así; y nadie puede evitarlo. Ayer, hace 20 años, el 1 de octubre de 1989, 43 madres dieron abruptamente a luz, reduciendo los nueve meses de embarazo a apenas unos instantes. Siete de esos niños fueron adoptados por el millonario más famoso del mundo: Sir Reginald Hargreeves. El motivo de la insólita adopción, que explicaría el magnate en una multitudinaria rueda de prensa, no es otro que este: salvar el mundo. Pero, como sabemos, el mundo se va a acabar. En seis días.

Cuando termino de ver 'The Umbrella Academy', me zumban muchas cosas en la mente. La mayoría son dulces; alguna también agria. Pero en general me sorprendo de cómo estamos interiorizando a toda pastilla una época dorada para el fantástico adulto como si fuera algo normal. 'Juego de tronos', 'Westworld', 'El hombre el castillo', 'La maldición de Hill House', 'Future Man' o la que nos ocupa, 'The Umbrella Academy'. No es ni medio normal; pero, por acumulación, empieza a parecerlo.

'The Umbrella Academy', como os explicaré a continuación, es una divertida, pero que muy divertida serie de superhéroes insólitamente similar en todo su andamiaje narrativo a 'La maldición de Hill House'. No, no es tan buena. Hablamos de una serie de 8, no de 10, porque le falta ese plus que dio en 'Hill House' contar con un showrunner y director de todos los capítulos en estado de gracia: Michael Donovan. Aquí no hay ningún episodio como 'La mujer del cuello quebrado' o 'Dos Tormentas'. Pero hay un tono medio, un carisma y, sobre todo, un casting que enchufan la mirada y ya no la sueltan.

Con motivo del lanzamiento, tuvimos la ocasión, además, de practicarle un aquí te pillo aquí te mato a David Castañeda. Fue una entrevista de 10 minutos de las de molde de estreno, pero Castañeda estuvo realmente divertido, contándonos cosas como que se llevaba mal con todo el mundo en el rodaje o cuál sería el superpoder con el que se quedaría en el mundo real. La puedes ver ahí abajo.

Lo que sigue, es una inmersión en 'The Umbrella Academy'; serie de superhéroes, sí. Pero también dramedy familiar. Y batiburrillo de géneros según lo que toque a cada momento para mantener alto el enganche. Una serie, repito, que funciona divinamente. Y a la que, también, se le ven las costuras.

Melliza de 'Hill House'

Estoy convencido de que es pura casualidad, porque los elementos tan similares estaban en el cómic. Pero si se para uno a pensarlo, parece realmente que 'The Umbrella Academy' es copiar 'Hill House' con antifaces. Vamos a ello.

  1. La serie detona con la muerte de un familiar y la reunión de todos los miembros de dicha familia, que llevaban mucho tiempo sin verse. En Hill House eran cinco hermanos. Aquí son siete.
  2. Uno de los miembros de la familia ha escrito un libro de tremendo éxito que ha provocado el rechazo o como poco la incomodidad del resto. En 'Hill House' fue Steven Crain (Michiel Huisman) aquí es Vanya Hargreeves.
  3. Hay una gran casa que simboliza las luces y sombras de dicha familia.
  4. Hay un constante montaje en paralelo para revelarnos hechos del pasado que tienen consecuencias en el presente.

Son una cantidad enorme de elementos estructurales no parecidos, sino idénticos. Pero es que además hay una cuestión de fondo que ambas series trabajan igualmente: las motivaciones e intimidades de los personajes. 'Hill House' fue extraordinaria por múltiples motivos, desde su magistral puesta en escena hasta su intrincado pero nunca abstruso mosaico narrativo ; pero lo fue sobre todo porque la familia Crane es inolvidable. Steven, Luke, Theo, Shirley y Nell se quedan con uno más allá del último episodio.

'The Umbrella Academy' copia la estrategia y acierta igualmente con el torrente de empatía que se siente por los personajes. Es algo realmente curioso, porque esta era de la televisión, con sus arcos argumentales de 10 horas, permiten una hondura en los personajes de la que siempre ha cojeado la narrativa mainstream de la épica, especialmente en el fantástico.

La principal aportación de Peter Jackson en su espléndida trilogía del anillo (¡la primera!) fue cómo tomó esos personajes de un trazo de Tolkien (si excluimos a Gollum y un pelín a Frodo) y les dotó de una tremenda tridimensionalidad. Escenas así fugaces que se me vienen a la cabeza a este respecto: cuando Aragorn se despide de Frodo en el final de 'La comunidad del anillo', cubriendo el Único con la mano para acallar a Sauron y susurrándole a Frodo: "Hubiera ido contigo hasta el final. Hasta los fuegos de Mordor"; o ese Gollum de espaldas a Faramir que horroriza y fascina al príncipe con su monólogo tortuoso sobre su "Querido"; "Smeagol… ¿Por qué llora Smeagol". Fueron estos añadidos los que hicieron que nos tragáramos todo lo demás, porque para sentir una historia hay que sentir a los personajes.

'The Umbrella Academy', como 'Hill House', y con estrategias y situaciones mellizas, logra sobradamente esta meta. Uno acaba enamorado de Luther, de Diego, de Vanya, de Ben y, por supuesto, de Klaus, ese yonqui llorica y maravilloso que ve a los muertos. Pero también, y esto es mucho más raro, de todo el elenco de secundarios. Ese Alfred simiesco llamado Pogo. La madre de los muchachos, una androide llamada Grace asombrosamente interpretada por Jordan Claire Robbins. Hasta los supuestamente villanos, como los estupendos Cha-Cha y Hazel , tienen tiempo para respirar sus personajes y convencernos de su existencia.

Umbrella Academy El Klaus de Robert Sheehan es una de las delicias de la serie, un yonqui que ve muertos.

¡De hecho, mi momento favorito de la serie sucede completamente al margen de las tramas principales y secundarias. Hazel, un mercenario a sueldo que persigue a los Hargreeves, se pasa coqueteando tres o cuatro capítulos con una madura pero encantadora camarera de un bar de donuts. La camarera en cuestión se siente alagada por el flirteo; por cierto. En una de las visitas de Hazel, este opta por acompañarla a comer. Y ese acompañarla es seguirla a la puerta trasera y salir a un patio con dos sillas bien cutres y los cubos de basura a unos metros de distancia.

En ese panorama tan humilde se sucede un intercambio bellísimo, conmovedor, pero nada edulcorado, sobre los deseos de la vida que vienen y van. La camarera de los amores le dice a Hazel que está a punto de lograr los ahorros para mudarse al campo, cultivar su propio huerto y, tal vez, abrir una panadería. Hazel sonríe y pierde la sonrisa. Sonríe por la belleza simple y pura del sueño y porque sabe que faltan un par de días para el apocalipsis. Le dice lo siguiente: "Sabes, no deberías esperar a terminar de ahorrar. A veces hay que lanzarse hacia aquello que uno quiere".

Yo no sé vosotros, pero parte de mi pasión (y necesidad vital) de ver ficción pasa por encontrarme con momentos así. Momentos de empatía. De humanidad en la mejor acepción posible de la palabra. En 'The Umbrella Academy', como en 'Hill House', los hay a patadas.

Menos loca que el cómic

Un día, la Torre Eiffel se cansa de su estatismo y comienza a moverse. Los parisinos, claro, gritando como locos cuando su símbolo más preciado los transforma en mermelada humana a base de empujarlos de su estructura y precipitarlos al vacío. La alucinógena escena sucede en el primer episodio de 'Apocalypse Suite', el arco argumental de seis números en el que se inspira 'The Umbrella Academy'. Aunque también toma cosas de otros, como la presencia de Hazel y Cha-Cha que vienen del arco 'Dallas'.

Umbrella Academy La Torre Eiffel echa a volar en uno de los tebeos de 'The Umbrella Academy'.

'The Umbrella Academy' original, el tebeo, es una versión mucho más loca (y gore) de lo que vemos en la pequeña pantalla. También tiene otro tono; más pulp, más seriebesco pero también más demodé, menos palomitero. Salvando las infinitas distancias, lo que parieron Gerard Way y Gabriel Bá para Dark Horse (y es un cómic MUY Dark Horse) está en la onda de 'Hellboy' y 'La liga de los hombres extraordinarios'. Ofrece una estética y narrativa decimonónica y enloquecida.

Es bien curioso comparar dónde se desvían los tonos partiendo de la misma paleta. Hoy me toca hacerlo en este caso y también en el de 'Battle Angel Alita'. Sorprendentemente, nos encontramos con unas divergencias bien similares y que se deben a lo duras que son ciertas cosas de tragar cuando se hacen en carne y hueso. Es un poco lo que pasa en el remake de 'Resident Evil 2' con la violencia, que cosas que en los viejos gráficos poligonales no resultaban repulsivas, ahora con este nivel de fotorrealismo sí lo resultan y cambian la percepción de una escena en la que los sucesos son los mismos pero su impacto radicalmente distinto.

Umbrella Academy La estética y tono del cómic es más sombrío y pulp, con un dibujo que recuerda al 'Hellboy' de Mignola.

En la segunda página narrativa de este primer número, se ve el parto de una de las 43 madres. La escena es mucho, pero mucho más grotesca que en la serie, con un bebé ensangrentado en pleno lloro en primerísimo plano. Una página antes, en el arranque, vemos a un luchador hiperpetado zumbándole en el ring a un sobrino de Cthulhu. Número 6, el fallecido Ben Hargreeves, se saca tentáculos del cuerpo poseyendo a monstruos de otra dimensión. Y el malo de esta miniserie, el Director de Orquesta, parece una mezcla entre el 'Nosferatu' de Murnau y 'El fantasma de la Ópera'. La cosa va loca, loca.

Netflix se ha cargado todo este despiporre pulp. Pero a cambio le ha añadido cosas. Es innegable que sus personajes son mucho, pero mucho más interesantes en la serie. Al eliminarle poderes a Klaus, por ejemplo, se logra que sea mucho más empático y enternecedor ; porque de niño solo era un pobre chiquillo aterrado por ver espectros a todas horas, terror que le ha transformado en el simpático despojo que es ya como adulto.

Añadir diversidad racial también beneficia a potenciar los contrastes entre personajes que rivalizan: el temperamental número 2, Diego, funciona mucho mejor como latino al contraponerlo al inmaculado aspecto ario de número 1. Y un personaje como Hazel, que me tiene enamorado, está esculpido con mucho más mimo en la serie.

Los elementos fantasiosos están mucho más exagerados en el tebeo.

Y es cierto también que, poniendo los pies en la tierra y centrándose primero en los personajes, hay cosas que chirrían. Funciona mucho mejor la organización de control temporal que se inventa el showrunner Jeremy Slater que esa orquesta enloquecida de hombres con antifaz. Se ha hecho un buen y profundo trabajo de repensar trama y personajes; de quedarse con los elementos que funcionan y descartar los que resultaban incoherentes. Similar (otra vez) a cómo deconstruyó Donovan a la Shirley Jackson de 'Hill House'.

Pero oiga, encontrarse con un zombi alemán, cuyo torso es un pequeño hornillo, controlando una Torre Eiffel desgajada que suelta rayos verdes cual Estrella de la Muerte tiene su aquel. Es uno de esos casos en los que merece y mucho la pena leerse también el original. Porque aunque pasen por hitos similares, la forma de navegar es bien distinta.

La fórmula de la Coca-Cola

Quiero terminar con la parte agria de una serie, lo repito, que me ha gustado mucho. Compro sus personajes, compro su tono ligero, compro su elegante puesta en escena, compro su brío y carisma. Pero siento que está hecha como con el molde, que allí donde 'Hill House' era la obra de un autor, esto es más buena artesanía que obtuvo la luz verde por algoritmo. Mucho se ha escrito sobre el algoritmo de Netflix y su influencia a la hora de asignar presupuestos. En una producción de cientos de series y decenas de películas, es entendible que Netflix aproveche la inmensa riqueza que generamos con nuestros hábitos para descubrir qué puede enganchar más a los usuarios. Pero por el tipo de cinéfilo que soy, me preocupa un show como 'The Umbrella Academy'.

Hubo un par de momentos, creo que en el capítulo 5 y en el 3, en los que las cineastas (abundan muchísimo las mujeres directoras en este show; es una buena noticia) se gustaron con sendos travellings. Pero aunque estaban perfectamente ejecutados, note el regusto a cartón piedra. Me parecieron un recurso; vistoso, sí, pero que estaba allí solo por lo molón, no porque la directora viera esa solución de puesta en escena como la única posible.

Umbrella Academy Hazel y Cha-Cha, dos villanos tan violentos como humanos.
Umbrella Academy Hazel y Cha-Cha en una de sus muchas escenas de rutina mundana comiendo donuts.

Esa misma sensación la extiendo a los pilares que conforman lo que empiezo a percibir como una fórmula Netflix para el entretenimiento mainstream. Primero, casting lo más diverso posible, para apelar a su audiencia mundial y globalizada. Segundo, un toque posmoderno y juguetón, tanto en la elección de la música como en el atrevimiento a plantear momentos grotescos o irreverentes (aunque sin pasarse, como vimos en el apartado anterior. Tercero, elementos fantásticos bien dosificados. 10 episodios de una hora. Empaquetar.

Es injusto decir que la casa de 'Russian Doll', 'Maniac', 'Hi-Score Girl' o 'The Queen' no se arriesga. Se arriesga constantemente; dentro de que su riesgo no es comparable al de una película que depende de la taquilla para rentabilizar el dinero que ha costado. Pero desde el lanzamiento de 'Bright', se detecta ese deseo de Netflix por ser crecientementemainstream. Y le tengo mucho miedo a esa tendencia, porque el valor de la plataforma está en las locuras, en pagarle 'Roma' a Cuarón o 'El Irlandés' a Scorsese. En resucitar 'Cristal Oscuro'. En comprarse 'Evangelion'.

Tua 101 Unit 02336 1 Ellen Page es una estupenda Vanya Hargreeves.

Espero que Sarandos no mienta y realmente este tipo de producciones tan amplias no se conviertan en norma y las rarezas, precisamente, en rarezas, no por lo raro sino por lo escaso. Y tengo una tremenda curiosidad por ver si el Marvel de Netflix, el que se creará a través del Millarworld, caerá en este saco de la fórmula de la Coca-Cola o intentará ser una apuesta mucho más loca. Hablaré pronto de ese universo que va configurando Millar desde la discreción del tebeo; aunque anticipo que soy un enamorado de su 'The Magic Order'; agitar 'El Padrino' y 'Harry Potter' en la misma coctelera es bastante irresistible.

Volviendo a 'The Umbrella Academy', no hay duda: merece la pena verla. Se lo pasa uno estupendamente bien. Pero, a la vez, no se siente uno tocado por algo único. No es 'Hill House'. No es siquiera 'Stranger Things'. Es algo más light y más medido. Un sabor para todos los paladares que recuerda a la anécdota del pollo de 'Matrix'. Gusta; a veces incluso gusta mucho. Pero no marca la vida.

The Magic Order Una espectacular portada de 'The Magic Order', el tebeo de magos de Mark Millar para Netflix.

Como anécdota final, me gustaría terminar con el HDR. En serio, Netflix se pasa pero un montón con el rango dinámico en sus originales. Están tan obsesionados conque se vean que lo usan que muchas películas y series tienen un aspecto hiperreal por lo contrastados que están los colores. Que sí, que mola, pero que igual cortarse un poco y no exagerarlo tanto no estaría mal. Valen más los contrastes cavernarios de 'Dark' que esos rojos de los neones y esos verdes de los céspedes y árboles que chillan a los ojos.

También te recomendamos

Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar

'Elite', la serie española emitida en Netflix, se ha visto en 20 millones de hogares

Acorn TV es el Netflix especializado en series británicas, y ya está disponible en España

-
La noticia 'The Umbrella Academy' es 'Hill House' con superhéroes y perfecciona la fórmula de Netflix: fantasía, diversidad, actorazos y... ¿HDR? fue publicada originalmente en Xataka por Ángel Luis Sucasas .



Fecha:Sat, 23 Feb 2019 16:31:43 +0100

Los gadgets para entrenar de Lady Fitness, directora de Vitónica: auriculares, reloj deportivo, báscula y más

Raquel Rodríguez es la persona que se encuentra detrás de Lady Fitness, la directora de Vitónica. En su día a día compagina sus labores al mando del medio más fit de Webedia con su trabajo como entrenadora personal y la preparación de diversas pruebas deportivas, la última de ellas el maratón de Sevilla. Hemos hablado con Lady Fitness para que nos cuente qué dispositivos usa en el día a día en su actividad deportiva.

No puede entrenar sin música

Nada más empezar, Lady Fitness nos confiesa que siempre que escucha música siempre que entrena y que ha probado tantos auriculares deportivos que podría darnos un máster sobre el tema. Con este en cuenta, ¿qué debemos valorar a la hora de elegir unos cascos para hacer deporte?

"Para mí hay dos cosas básicas: que los auriculares no se muevan mientras estás entrenando y que los controles sean sencillos, que no tenga que estar aprendiéndome todo el tiempo qué tengo que hacer para pasar de canción o para subir el volumen."

Bose Bose SoundSport Free

En este sentido, su elección son los Bose SoundSport Free (159,90 euros), un modelo que emplea tanto para entrenamientos en el gimnasio como para el trabajo: "Me parecen muy intuitivos y no se mueven nada de nada. La sensación es la de pensar que no llevas nada puesto en las orejas, de hecho alguna vez casi me meto con ellos en la ducha porque se me olvida que los llevo. Por supuesto, tienen que ser bluetooth porque entrenar con cables es incómodo y tener una calidad de sonido aceptable."

Si le toca trabajar fuera de casa, también se los lleva: "Cuando no estoy en casa también me llevo los Bose para aislarme del entorno. Aislan bastante de los ruidos externos sin llegar a tener cancelación de ruido y cuentan con tecnología true wireless. Me gustan mucho porque tienen una calidad de sonido buenísima y porque la batería tiene una duración muy larga, además de que pueden cargarse con su propio estuche."

Titanum

Cuando deja el ordenador y el gimnasio para entrenar en exteriores, también cambia de cascos: "Aquí no tengo dudas con los Aftersockhz Trekz Titanium (109,95 euros): son unos cascos de inducción ósea, que permiten dejar libres los oídos y transmiten el sonido a través del hueso. Para mí son perfectos para entrenar al aire libre porque te permiten oír todo lo que pasa a tu alrededor: si se acerca una bicicleta, si viene un niño corriendo, si un coche pega un frenazo... Obviamente, no los recomiendo para su uso dentro del gimnasio porque escuchas a la vez tu música y la del hilo musical, y te puedes volver loco. Pero para entrenamientos outdoor me parecen la bomba."

"A la hora de entrenar recomendaría unos cascos que sean bluetooth y a poder ser true wireless, que nos encontremos cómodos con ellos y que tengan un sonido bueno"

No obstante, tampoco descarta otras opciones que ha probado: "Por su ligereza me gustan los Flyer (106,95 euros) de Fitbit. Aunque no sean true wireless, no se mueven mientras entrenas y son muy cómodos porque los materiales son muy suaves. Además la calidad de sonido no es mala. Este verano probé también los JBL Endurance Dive (84,99 euros) para utilizar debajo del agua que me encantaron, ¡no pensaba que se iban a escuchar tan bien en la piscina! Los controles son un poco liosos, pero son geniales si entrenas natación."

Un reloj deportivo para cada nivel de actividad

Raquel

Por la muñeca de Raquel Rodríguez han pasado unos cuantos relojes deportivos que le han acompañado en sus avances en los entrenamientos: "Cuando comencé a entrenar opté por un Polar básico con banda al pecho para medir la frecuencia cardíaca que en clases de spinning a veces me mezclaba la señal con la de los compañeros y era un follón. Al empezar a correr opté por un TomTom Runner 2, que se me quedó corto enseguida porque no permitía diseñar entrenamientos de series ni desde la aplicación móvil ni desde el reloj. Cuando empiezas a interesarte más en serio por el running y empiezas a meter distintos tipos de entrenamientos, buscas un reloj que se adapte a tus necesidades."

Actualmente Lady Fitness está usando un Apple Watch, un modelo que reconoce gustarle porque "me permite cuantificar mis entrenamientos en el día a día porque es multideporte y su pulsómetro es muy preciso. Además me sirve como herramienta de trabajo facilitándome el manejo de mails, mensajes, etc. A nivel deportivo destacaría que es el más motivador a la hora de conseguir retos de movimiento, yo voy ahora a por el reto de #closeyourrings por segundo mes consecutivo."

Aunque lo que más le seduce del Apple Watch es su versatilidad, no es su reloj favorito:

"Al preparar mi primera maratón, opté por el Garmin Forerunner 235 (179,99 euros). Es un buen reloj y con un funcionamiento sencillo. Con pulsómetro integrado en la muñeca, te permite diseñar y cargar todo tipo de entrenamientos en el reloj. Para un runner amateur creo que es un reloj perfecto.

Además, tiene el plus de que se maneja con la app Garmin Connect, que es muy completa y permite tanto descargar planes de entrenamiento como diseñar los tuyos propios. Asímismo, también ofrece estadísticas que otros relojes de gama más baja obvian, como el tiempo de recuperación post ejercicio o tu nivel de VO2 máx, importante para cualquier deportista. Si te interesa monitorizar el sueño, también tiene esa función, y actúa también como monitor de actividad, contando pasos y kilómetros recorridos en el día. Es súper ligero y el diseño es curioso. Aunque creo que se queda corto al medir solamente ciclismo y carrera "

Garmin

No obstante, Raquel nos insiste: "no existe un reloj deportivo perfecto. Antes hay que saber qué tipo de deporte vas a practicar y a qué nivel. Como reloj muy completo te puedo recomendar un Suunto, pero es una tontería gastarte 600 euros en un reloj si lo que vas a hacer es correr en cinta. Quizás para una persona que está empezando a correr, el reloj perfecto para él o ella sea uno que le indique ritmos de carrera y pulsaciones, y que le mande un aviso cada vez que le toque entrenar. Sin embargo, un corredor de triatlones necesitará un reloj específico que sea multideporte, otro que corre trails querrá un reloj que le permita cargar tracks, o una persona que practica natación buscará un reloj que le ofrezca información relevante sobre las brazadas o sobre cada uno de los largos."

Con esta premisa y teniendo en cuenta que la especialidad de Lady Fitness es el running, le preguntamos qué modelos ha probado y recomienda para diversos niveles y expectativas.

Si eres sedentario y quieres comenzar a correr: "Lo primero que recomendaría es que empezara por entrenamiento de fuerza y técnica, porque hay que estar en forma para empezar a correr. En cuanto a reloj o pulsera de actividad: al principio lo que vamos a hacer es combinar caminata y carrera durante las primeras semanas o meses, hasta que podamos correr de forma continua. Para eso, con una pulsera de actividad como la Fitbit Charge 3 (129 euros) o la Fitbit Alta HR (79 euros) es más que suficiente. Cuentan con pulsómetro, que es quizás lo más interesante para controlar las pulsaciones si somos principiantes; no tienen GPS, de modo que tendremos que utilizar el de nuestro smartphone, pero si lo que buscamos es movernos más, aumentar el número de pasos y de movimiento a diario, tampoco lo veo un imprescindible."

M200

Si ya haces deporte y tu idea es prepararte una carrera de distancia corta, como un 5K o 10K: "Aquí sí que interesa más un reloj deportivo que cuente con GPS y con pulsómetro. Una buena opción calidad/precio puede ser el Polar M200 (94,95 euros), que es muy sencillo y cuenta con estas dos funcionalidades, además de funcionar también como monitor de actividad diaria."

Cuando el objetivo es preparar una carrera de media o larga distancia, como una media maratón o maratón: "Necesitaremos un reloj deportivo que nos permita programar entrenamientos o seguir un plan específico, además de darnos otro tipo de mediciones que nos pueden interesar para conocer nuestro progreso, como nuestro consumo de VO2 máx. El Garmin Forerunner 235 siempre será uno de mis favoritos por su sencillez. Si queremos que pueda cargar música para no tener que salir con nuestro teléfono y poder conectarlo a unos auriculares bluetooth, el Garmin Forerunner 645 Music (439 euros) es otra buena opción."

Pero Lady Fitness nos insiste en acotar nuestras expectativas reales al empezar a correr: "Hemos de tener en cuenta qué uso prevemos que le vamos a dar y cuánto dinero queremos gastarnos. si no hemos corrido nunca y no sabemos si nos va a gustar o si nos vamos a encontrar a gusto, no tiene sentido que nos gastemos 400 euros en un reloj. Mi consejo siempre es comenzar con lo que ya tengamos, si partimos de cero, o probar primero con aplicaciones móviles y, si vemos que vamos a continuar entrenando y que vamos a sacarle partido, invertir en un reloj deportivo."

Báscula deportiva: mucho más que el peso

En función de la época en la que se encuentre, lo primero que suele hacer lo primero que Lady Fitness al salir de la cama una vez a la semana o cada quince días es pesarse:

"Como deportista, saber solo el peso no me dice nada: necesito otros datos para saber si evoluciono o si no. La mayoría de personas solo se fija en el peso, y esto es un error, sobre todo si somos personas deportistas. No es igual el cuerpo de una persona que pesa 70 kilos y tiene un 25% de masa grasa que el de una persona que pesa 70 kilos y tiene un 15% de masa grasa: en ambas el peso es el mismo, que es el único dato que te va a dar una báscula tradicional, pero su estética y su estado de salud pueden ser muy distintos. Que una báscula nos ofrezca el dato de nuestro porcentaje de grasa es imprescindible hoy en día"

Para obtener el porcentaje en grasa se emplea la bioimpedancia: "No es la forma más precisa pero sí la más accesible para el gran público: un impulso eléctrico entra por uno o dos de los electrodos, recorre nuestro cuerpo y sale por el otro u otros dos. Explicado muy sucintamente, lo que ocurre es que este impulso eléctrico se mueve de forma más rápida por el agua y la masa muscular dentro de nuestro cuerpo que por la grasa. De este modo, conociendo el tiempo que el impulso eléctrico tarda en entrar y salir de nuestro cuerpo, la báscula nos arroja el dato de nuestro porcentaje de masa grasa y de nuestra cantidad de masa magra."

Una báscula de bioimpedancia nos ofrece una serie de mediciones que nos ayudan a saber si lo que estamos haciendo en cuanto a entrenamiento, alimentación y hábitos saludables está teniendo éxito o no.

No obstante, no es el único parámetro importante para saber cómo de saludables estamos: "El índice de grasa visceral es relevante, ya que es grasa acumulada en la zona central de nuestro cuerpo, la más peligrosa puesto que está relacionada con patologías cardiovasculares y la más complicada de eliminar. También el porcentaje de agua y cantidad de masa ósea que tenemos, un dato especialmente relevante en mujeres que se acercan o se encuentran ya en la menopausia y que podemos mejorar con entrenamiento de fuerza."

Tanita

Cada vez encontramos más modelos de básculas inteligentes en el mercado, sin embargo Lady Fitness sigue apostando por una báscula por segmentos que no es smart:

"He probado otras básculas que sí se conectan con el teléfono, pero las mediciones que realizan no me parecen tan precisas como las de Tanita BC-730 (42 euros) que compré hace años. Este modelo ofrece las métricas que he explicado antes y además algo muy importante que falta en bastantes básculas inteligentes: la posibilidad de registrar tus datos como “deportista”, que afina mucho más en el porcentaje de grasa corporal. Apunto las medidas en una libreta: papel y boli de toda la vida. La Tanita RD-953 (199 euros) te lo lleva al móvil pero la diferencia de precio es abismal e innecesaria para un usuario medio"

Su gadget más curioso

Raquel Rodríguez nos explica que "en el mundo del deporte existen gadgets para todo: para medir la velocidad de los levantamientos que hacemos en el gimnasio, para medir el número de brazadas que damos en un largo en la piscina y lo que avanzamos con cada una de ellas, para comprobar cuál es tu fuerza al golpear un saco en un entrenamiento de boxeo...cuando nos hablan de gadgets deportivos solemos centrarnos en relojes, pulseras y auriculares, pero hay todo un mundo más allá."

Al preguntarle sobre uno gadget curioso que emplee en sus entrenamientos, Lady Fitnes nos habla del suelo pélvico. "Es importante entrenar el suelo pélvico porque forma parte de la musculatura de la zona central de nuestro cuerpo y nos sirve para sujetar las vísceras que se encuentran justo encima, controla la continencia anal y urinaria y mejora la práctica sexual. Para las mujeres además ayuda en la fase de alumbramiento durante el parto."

Elvie

Para fortalecerlo se hacen los ejercicios de Kegel, una rutina que Lady Fitness realiza con un gadget llamado Elvie (184,85 euros). "Probé diferentes dispositivos de este tipo hace tiempo, y este me gustó mucho porque tiene conexión bluetooth y te permite gamificar el entrenamiento a través del teléfono móvil. Se introduce en la vagina como si fuera un tampón, está fabricado en silicona médica y cuenta en su interior con unos sensores de presión que detectan cuándo activas la musculatura del suelo pélvico."

"Se conecta vía bluetooth con el teléfono móvil, de modo que tú te tumbas o te sientas cómodamente, y en la pantalla de tu teléfono te va diciendo qué es lo que tienes que hacer: contracciones más largas, más cortas, mantener la contracción, pulsos, etc. Todo como si fuera un juego, por lo que es muy sencillo de seguir."

El próximo gadget que le gustaría comprarse

Garmin

A pesar de su dedicación al deporte, Raquel Rodríguez no tiene una cámara de acción. No obstante, tiene una en mente de la que se enamoró a primera vista: "Me encantaría comprarme una cámara deportiva, concretamente la Garmin VIRB360 (599 euros). El día que la presentaron yo estaba con los ojos como platos. Tiene GPS, se controla por voz o por el móvil, puede transmitir en directo, permite editar desde la propia cámara, puede (evidentemente) grabar vídeo en 360 y además graba en 4K. Es una maravilla para deportistas que todavía se me va un poco de precio."

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

También te recomendamos

Para mí el móvil más innovador del año es...

Para mí el mejor móvil en relación calidad precio del año es...

Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar

-
La noticia Los gadgets para entrenar de Lady Fitness, directora de Vitónica: auriculares, reloj deportivo, báscula y más fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .